Logística

¿Cuáles son las operaciones básicas en un almacén?

En las operaciones de logística, el almacén junto con las funciones que se llevan a cabo dentro de éste, juegan un papel fundamental a la hora de mantener un proceso logístico óptimo. 

Dentro del almacén, existen diferentes procedimientos básicos a desarrollar, cumpliendo cada uno de ellos una misión fundamental dentro de la cadena de valor de una empresa. En las siguientes líneas, vamos a conocer cuáles son operaciones básicas que se realizan dentro de un almacén.


Procedimientos en el almacén


A grandes rasgos, las operaciones se aglutinan en los siguientes grupos:
  1. Recepción
  2. Almacenaje
  3. Preparación de pedidos
  4. Expedición

Las funciones principales que se desarrollan en un almacén, desde que los productos llegan a este son las siguientes:

  1. Descarga. Los productos que proceden del exterior (transporte) o del interior (manutención), entran al almacén.
  2. Paletización. Cuando los productos vienen a granel, estos se deben de disponer en unidades de carga para un adecuado movimiento y almacenaje.
  3. Desplazamiento a la zona de almacenaje. En esta fase, el producto se traslada cuidadosamente desde la zona de descarga a la de almacenaje.
  4. Colocación de la mercancía en la zona de almacenaje. Esta superficie estará diseñada de tal manera que el espacio sea ocupado de manera óptima y que la manipulación de los productos se realice mínimamente.
  5. Desubicación de la mercancía de la zona de almacenaje. En el momento en el que se requiera, las existencias serán extraídas de esta zona utilizando los medios necesarios para ello tales como carretillas o equipos de manutención.
  6. Desplazamiento a la zona de picking. Durante esta operación, también llamada reaprovisionamiento de picking, los productos se desplazarán desde la zona de almacenaje hasta la zona de picking. Es aquí donde se desarrolla la preparación de los pedidos de acuerdos a los requerimientos del cliente.
  7. Picking. Como se ha indicado anteriormente, esta etapa hace referencia a la preparación de los pedidos que demandan los clientes. Una vez que la petición está lista, se procederá a la extracción y traslado de la misma a la siguiente referencia solicitada.
  8. Embalaje, etiquetaje, pesaje y control. El pedido será revisado, acondicionado e identificado con los datos de envío al destinatario.
  9. Agrupación de pedidos. Todas las cargas destinadas a un mismo receptor, serán concentradas con el fin de un control óptimo de las mercancías.
  10. Traslado a la zona de expedición. Los pedidos preparados se llevarán hacia la zona de salida del almacén.
  11. Enrutado. Se trata de ordenar los pedidos en función de los destinos solicitados.
  12. Carga. Se trata de una función primordial ya que es el momento de montar los paquetes en el medio de transporte utilizado, ya sea terrestre, marítimo o aéreo.
  13. Expedición. La operación en el almacén se da por finalizada en esta fase, donde la carga abandona dicha zona.

Dentro de las anteriores, se requieren de una serie de tareas imprescindibles para evitar desajustes de plazos de entrega, así como el deterioro de las mercancías. En Grupo Cabeza, desarrollamos la actividad integral de almacenaje para tus operaciones de exportación e importación, así como logística y distribución, con el fin de que nuestros clientes centren todos sus esfuerzos en el desarrollo de su negocio. Conoce aquí todos nuestros servicios en materia de logística, almacenaje y distribución. En Grupo Cabeza nos ofrecemos a resolver todas vuestras dudas. ¡Contacta con nosotros!

Contáctenos para más detalles y cotizaciones

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted en la menor brevedad de tiempo.